lunes, 1 de mayo de 2017

La poesía todo lo cambia por ti.

Tu silencio fue mortal.
Te hizo huir de ti mismo y a amar a tú derrotismo.
Terminaste entregando la cabeza a un abismo del cual nunca se sale jamás.
Y en ese lugar todo se olvida.
Porque la ingratitud siempre estará en donde viven los necios.

Eternamente siempre decidiste vivir de las mentiras.
Rodeado de un mar de gente sin escrúpulos y vacía.
Que no conoce los sueños y las verdaderas pasiones.
Ahí solo con ellos encontraste un montón de calaveras amontonadas por lo que nunca fue.  

Yo decidí no volver a voltear mi rostro hacia el pasado.
Nunca más permití que alguien me impidiera el poder expresarme libremente.
Solo así logré recordar cada instante en el cual nunca desistí hasta poder ganar.
La gratitud me dio un amor profundo por querer seguir soñando cada vez más.

Hoy comprendí que es mejor vivir con pocos amigos.
Ellos nunca me adularon cada vez que me equivoque intentándolo una vez más.
Con ellos todo se tienen aunque sea a veces todo muy pequeño.
Nada se olvida en donde la poesía todo lo cambia por ti.

Poesía.
Miguel Adame Vázquez.




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se vale la critica que propone.
El comentario que nutre. muchas gracias.